COLECCIÓN MASAVEU

La Colección Masaveu, propiedad de la Corporación Masaveu y gestionada desde 2013 por la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, reúne uno de los fondos artísticos privados más importantes de España. Este conjunto destaca no solo por su elevado número de piezas, sino también por la excepcional categoría y variedad de las mismas, pues abarcan desde la Edad Media hasta la actualidad. Nacida en la década de 1930 y acrecentada a lo largo de varias generaciones de la familia Masaveu, es un ejemplo único dentro del ámbito del coleccionismo privado español de la nueva burguesía industrial y financiera de los siglos XIX al XXI y fiel reflejo del gusto de sus propietarios por el arte.

Inicialmente centrada en la pintura y las artes decorativas medievales y renacentistas y en la pintura del Siglo de Oro español, los intereses de la familia se fueron ampliando paulatinamente hacia las manifestaciones artísticas de los siglos posteriores para, ya en los últimos decenios del siglo XX, incorporar grandes nombres del arte contemporáneo.
Obras de artistas de reconocido prestigio como Gerung, El Greco, Ribera, Zurbarán, Murillo, Meléndez, Goya, Sorolla, Casas, Picasso, Braque, Dalí, Miró, Warhol y Barceló, forman parte de la Colección Masaveu.

Como gestora de la Colección Masaveu, la Fundación María Cristina Masaveu Peterson ha iniciado una nueva etapa que busca promover su divulgación y conocimiento a través de la organización de diversos proyectos expositivos, editoriales y de investigación, al tiempo que continúa esa labor coleccionista a través de la Colección Fundación María Cristina Masaveu Peterson.

LA FAMILIA MASAVEU Y SU VINCULACIÓN CON EL ARTE

Esta familia de empresarios de origen catalán se inició con Pedro Masaveu Rovira (1827-1885), quien llegó a Oviedo en 1840 para dedicarse al comercio textil. Su sucesor, Elías Masaveu Rivell (1847-1924), fue el primero en hacer visible el gusto de la familia por el arte, pues con él se abrió la primera galería de arte en Asturias: el Salón Masaveu (Oviedo).

Por su parte, Pedro Masaveu Masaveu (1886-1968), hijo de Elías Masaveu, empresario, banquero y filántropo, fue el iniciador de la Colección Masaveu ya en la década de 1930. Sus adquisiciones, centradas en los grandes maestros de la pintura antigua, tuvieron entonces el Palacio de Hevia (Siero, Asturias) como destino principal.

No obstante, el empeño coleccionista de la familia se desarrolló con fuerza hacia mediados del siglo XX con su hijo Pedro Masaveu Peterson (1938-1993), el máximo impulsor de la colección, pues renovó y multiplicó las líneas de adquisición con piezas tanto de la Edad Media y Moderna como de los siglos XIX y XX, recuperando piezas del patrimonio español en el extranjero y creando, además, su propia colección.

Al fallecer sin descendencia, fue su hermana, María Cristina Masaveu Peterson (1937-2006), quien asumió la responsabilidad de conservación del acervo junto con su primo, Elías Masaveu Alonso del Campo (1930-2005), en quien delegó la Presidencia del Grupo y la gestión de la colección, que desde ese momento comenzó su difusión a través de préstamos, continuando ambos con la adquisición de obras y la labor de mecenazgo. Por decisión de María Cristina, la colección familiar pasó a su muerte a formar parte de la Corporación Masaveu, al igual que, con espíritu filantrópico, en 1994 decidió que 410 obras de la colección personal de su hermano pasaran por dación al Principado de Asturias (hoy Colección Pedro Masaveu, Museo de Bellas Artes de Asturias).

Desde 2006 es Fernando Masaveu Herrero (1966) quien mantiene la tradición de coleccionismo y de mecenazgo a través de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson.

EXPOSICIONES
PUBLICACIONES
FORMACIÓN
PRÉSTAMOS
Menú